La CIEC y la FIEL: tus aliados para hacer tu vida más fácil

La CIEC y la FIEL: tus aliados para hacer tu vida más fácil

¿Conoces la clave CIEC y la clave FIEL? Estas dos claves son CLAVES para cuando quieras realizar trámites y operaciones en los servicios del SAT.

Comencemos con la clave CIEC, que significa: Clave de Identificación Electrónica Confidencial. Esta clave está formada por tu RFC y una contraseña que tú creas. Cuando entras al portal del SAT, tendrás que ingresarlo para hace trámites, cambios y aclaraciones.

Ahora, ¿qué es la clave FIEL? Esta es la FIrma Electrónica Avanzada. Hoy en día le dicen e.firma, y esta fue creada para darle seguridad a transacciones electrónicas.

Y ahora, ¿para qué te sirven estas dos claves?

  • La clave CIEC sirve para:

    • Declaraciones
    • Pagos
    • Comprobantes Fiscales Digitales (CFDI)
    • Corrección de datos
  • La clave FIEL sirve para:

    • Dictámenes fiscales
    • Comprobantes fiscales digitales
    • Donatarias autorizadas
    • Solicitudes de devolución

Suena bien, ¿no? Estas dos claves te van a facilitar muchísimos trámites a la hora de conseguir un crédito. ¿Dónde las puedes conseguir?

  • Para conseguir tu clave CIEC ingresa a la página del SAT. Te van a pedir tu RFC y algunos datos. Recuerda guardar bien esa clave y ¡no la compartas con cualquiera!
  • Para conseguir tu clave FIEL puedes ir al SAT a realizar el trámite en línea en la página del SAT. Recuerda que hoy en día le llaman e.firma.

Las claves CIEC y FIEL son muy importantes, recuerda guardarlas en un lugar en el que las puedas recordar rápidamente cuando tengas que recurrir a ellas. Cumple con todas tus obligaciones fiscales, realiza el proceso para obtenerlas en el SAT. Recuerda que son muy importantes para realizar muchos trámites, incluyendo tramitar un crédito.

En Kredi, solicitamos tu clave CIEC para poder conocer tu salud financiera de forma rápida y segura para aprobar tu crédito en tan solo unos días. Es importante mencionar que Kredi solamente usa la clave en modo lectura por lo que no tienes porque preocuparte.